¿En qué se parecen el plasma sanguíneo y el agua de mar?


“El agua de mar, es el mayor concentrado de minerales… naturales. Es alimento que la naturaleza ha creado, en las exactas medidas, que lo requieren las células”….

En 1897 el investigador francés René Quinton comenzó a experimentar el empleo de plasma marino como método regenerativo y terapéutico para tratar las más disímiles dolencias. Aquejado de tuberculosis, Quinton abrevó en textos de Platón, donde el filósofo griego testimoniaba haber recibido cura de sacerdotes egipcios en base a agua de mar.

Tras haber sanado sus pulmones, Quinton comenzó a experimentar con inyecciones de plasma marino (agua de mar profundo, filtrada) en diversas y graves afecciones de la época, como cólera, gastroenteritis o la misma tuberculosis. Así estableció las llamadas «Leyes de la constancia general», en las cuales afirmaba que la enfermedad no era más que la consecuencia del medio interno viciado.

Con el agua de mar lograba reestablecer el equilibrio perdido, dado que «todas las especies que pueblan la Tierra -afirmaba Quinton- proceden del mar y sus líquidos corporales son una réplica del agua marina». Luego de experimentar exitosamente en animales, Quinton comenzó con humanos. Sus éxitos espectaculares lo llevaron a abrir, a partir de 1907, una serie de hospitales que bautizó con el nombre de «Dispensarios marinos».

En ellos, sus pacientes (niños, moribundos, ancianos) recibían inyecciones agua de mar con similar concentración de sal que el plasma sanguíneo. Estos hospitales, que fueron declarados de utilidad pública, permitieron reducir la mortalidad infantil del 90 al 20%, en épocas sin fármacos ni antibióticos. Quinton continuó abriendo «Dispensarios marinos» en distintos lugares del mundo (Estados Unidos, Egipto, Inglaterra, Bélgica) hasta su muerte, ocurrida en 1925. La desaparición física de Quinton, el surgimiento de la floreciente industria farmacéutica (desde entonces interesada en preparados específicos y rentables) y el caos de las guerras mundiales, terminaron por generar un cono de sombra sobre la revolucionaria tarea del investigador francés. Incluso en 1982 la administración francesa le retiró al Plasma de Quinton el estatus de medicación autorizada para uso subcutáneo, aprobándola sólo como «complemento dietario bebible».

Sin embargo en muchos países se continúa usando el método de Quinton. Sus numerosos usos terapéuticos se basan en su capacidad para renovar, purificar y regenerar el fluido interior del organismo, así como para mantener el equilibrio vital. Según los defensores de esta terapia, el Plasma de Quinton es uno de los mejores regeneradores de los mecanismos celulares.

RESUMEN EXTRAÍDO DEL LIBRO «LA SAL SALUDABLE”
AUTOR: NÉSTOR PALMETTI

Importante: Debe aclararse que Cristal de Mar no da consejos médicos ni receta el uso de técnicas como forma de tratamiento para problemas físicos o mentales sin el consejo de un médico. En el caso de aplicar con ese fin alguna información de este sitio, La Cristal de Mar no asume la responsabilidad de esos actos. La intención del sitio es solamente ofrecer información para ayudar en la búsqueda de desarrollo y crecimiento personal. Creemos asimismo que es derecho del paciente solicitar al medico que explique sobre el fundamento de sus recetas.