Dupla: Sodio – Potasio . ¿Qué importancia tiene?

La bomba de sodio potasio es un intercambiador de iones presente en todas las membranas celulares de todos los seres vivos.

La mayoría de los médicos indican dietas bajas en sodio ante problemas de hipertensión arterial, pero investigaciones recientes,  sugieren que muy poca sal en su alimentación podría ser tan peligrosa como mucha. Por otra parte, el equilibrio entre el sodio y el potasio podría ser un factor decisivo en que si el consumo de sal será dañino u benéfico.

Algunos medicos como Joseph Michael Mercola recomiendan en dietas bajas en sodio, asegurarse de que la poca sal que se ingiera sea de alta calidad y con una buena relación sodio  – potasio. ( Ver artículo)

  • Un estudio observacional de cuatro años de duración (el estudio Prospective Urban Rural Epidemioogy [PURE]), que incluyó a más de 100,000 personas en 17 países, encontró que los niveles elevados de sodio se correlacionan con un mayor riesgo de presión arterial alta, el potasio ayuda a contrarrestar los efectos adversos del sodio.

Los resultados fueron publicados en dos artículos: “Assocciation of Urinary Sodium and Potassium Excretion with Blood Pressure”y “Potassium Excreción, Mortality and Cardiovascular Events.”

New England Journal of Medicine August 14, 2014:371:601-611

New England Journal of Medicine August 14, 2014; 371:612-623

  • Un meta-análisis realizado en el 2004 por la Cochrane Collaboration, reviso 11 pruebas sobre la reducción en el consumo de sal y encontró que, en personas sanas, a largo plazo, los tipos de alimentación bajos en sal reducen la presión arterial sistólica 1.1 milímetros de mercurio (mmHg) y la presión arterial diastólica en 0.6 mmHg. Lo equivale a reducir la presión arterial de 120/80 a 119/79. En conclusión, lo autores señalaron que:

“Las intervenciones intensivas e inadecuadas como atención primaria o programa de prevención, ofrecen reducciones mínimas en la presión arterial durante las pruebas a largo plazo.”

  • Un estudio del American Journal of Medicine comparó el consumo diario de sodio reportado de 78 millones de personas que viven en Estados Unidos para conocer su riesgo de morir a causa de una enfermedad cardíaca en un transcurso de 14 años. El estudio concluyó que un tipo de alimentación baja en sodio condujo a tasas de mortalidad MÁS ALTAS entre las personas con enfermedad cardíaca, lo que “levantó preguntas con respecto a la probabilidad de supervivencia acompañada de un menor consumo de sodio.”
  • En el 2011, la Cochrane Collaboration, llevó a cabo otra revisión de los datos disponibles, concluyendo que cuando reduce su consumo de sal, en realidad aumenta otros factores de riesgo que teóricamente podría eliminar el riesgo menor de enfermedades cardiovasculares que se cree que reduce la presión arterial.

La siguiente tabla Authoritynutrition.com Salt Comparisons muestra la comparación entre diferentes sales disponibles en el mercado.

CalcioPotasioMagnesioSodio
Sal de mesa0,03%0,09%<0,01%39,1%
Sal de Maldon0,16%0,08%0,05%38,3%
Sal del Himalaya0,16%0,28%0,1%36,8%
Sal Celta0,17%0,16%0,3%33,8%


Comparación con sal Cristal de Mar

CalcioPotasioMagnesioSodio
Cristal de Mar  0,5 %0,7%2,2%32,8 %

La sal contiene tanto sodio como cloro por lo cual el cloruro de sodio total es de es de 82,1 %

Nuestra sal, cumple con la reglamentaciones de metales pesados, según el código alimentario. (Cap. 3 Art. 156).

Datos obtenidos de los siguientes análisis:

Análisis CONICET CEMPAT

Análisis LABORATORIOS IACA